720 Views |  Like

Consejos de Lorenzo Caprile

Hace unos días tuve la inmensa suerte de conocer al Modista, como le gusta denominarse, Lorenzo Caprile en un evento organizado por la marca Anne Klein de la que ya os hablaré en otro post. Me pareció muy sencillo y accesible así que aproveché la ocasión para que compartiera en WorkingOutfits su visión y consejos sobre estilismos para el trabajo. Y de paso recordé ¡mi etapa de periodista!

Me gustó que empezara diciendo que en lo que a looks working se refiere “no hay normas fijas, todo es posible y sólo hay que llevarse por el sentido común”. Una filosofía muy compartida por WorkingOutfits.

Os dejo con la entrevista en la que encontraréis muchos consejos.

Descríbenos un look infalible para ir al trabajo

Un pantalón con un buen corte, una camisa blanca y una blazer original con algún estampado.

Piezas que no pueden faltar en el el armario de una executive woman.

Además de las anteriores, añadiría un par de vestidos o “tolditos” que nos permitan múltiples combinaciones en función de los complementos, cuerpos drapeados como los de la marca Anne Klein e invertir en un buen bolso y unos buenos zapatos.

Técnicas, trucos de estilismo para nuestros looks working.

En un mundo de hombres, invitaría a la mujer a que no tenga miedo a ser mujer, apostando por su femenidad y construyendo un estilo personal por encima de la tendencia, por ejemplo con una carta de color personal. En el trabajo Menos es Más y es recomendable evitar llamar la atención con zapatos muy llamativos, complementos oversize y optar por looks más discretos y elegantes a la vez. Importantísimo prestar atención al peinado y al maquillaje que son la base de cualquier estilismo. Es aconsejable no cambiar a menudo de peinado pues da sensación de desequilibrio y falta de estilo.

¿Cómo ves la idea de reutilizar ropa de fiesta para el trabajo y viceversa?

Lógicamente depende de qué tipo de ropa estemos hablando. Hay algunos vestidos “working” que combinándolos con unos buenos complementos, tacón, cinturón y tocado son aptos para una boda. Y al revés también.Si el vestido de boda es liso y no lleva excesiva pedrería y no es largo de noche…¿Por qué no?

Muchísimas gracias Lorenzo por dedicarme tu tiempo.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone