573 Views |  4

El poder de las palabras bonitas & la actitud

De la importancia de tomar conciencia del poder de las palabras bonitas.

Como apasionada del mundo de la comunicación, soy muy consciente del inmenso poder que tienen las palabras, especialmente las bonitas y positivas en los demás.

El arte de la comunicación implica dominar lo que decimos, cómo lo decimos  y cómo actuamos.

Empezando por el primer aspecto, “lo que decimos”, está demostrado que nuestras palabras están estrechamente relacionadas con nuestra actitud.  Y en los dos sentidos. La manera en la que nos expresamos afecta a nuestra actitud  y la actitud que tenemos ante algo origina nuestra forma particular de comunicarnos.

Igualmente nuestras palabras afectan a la actitud de quien nos escucha o nos lee. Tiene un efecto en la otra persona. Por eso hay que tratar de poner especial cuidado en la elección de nuestras palabras y procurar abusar de las palabras bonitas, positivas, optimistas, para tener resultados positivos y crear un buen ambiente a nuestro alrededor. El tema es especialmente importante en el contexto profesional. ¡Cuantas veces ocurre que disparamos o recibimos emails que diciendo lo mismo podrían haberse escrito con otras palabras produciendo un efecto diferente!  ¿Te suena?

Seguramente será porque me dedico a la comunicación pero es algo que analizo y en lo que me fijo especialmente, tanto a la hora de escribir y comunicarme como en lo que recibo. Las palabras transmiten muchísimo de nosotros, nos posicionan frente a los demás. Por eso hay que mimarlas. Pensar mucho lo que decimos, cómo lo decimos, con asertividad y responsabilidad.

Siempre pensé que cuesta lo mismo ser amable que antipático, y aunque todos podemos tener días buenos y días malos (¡faltaría más!)  ¿por qué no tomar conciencia del poder de nuestras palabras? ¿qué cuesta decir un “¿cómo estás?”, ¡que tengas un buen día!..?

Es verdad que muchas veces, con el ritmo de vida que llevamos, no podemos estar pendientes de lo que decimos y de lo que nos dicen ( o no al menos las  24h) pero cuando te acostumbras a elegir las buenas palabras y te das cuenta después del efecto positivo que consigues en los demás, es un poco como la sonrisa, cuando compruebas su inmenso poder, ¡te haces adicto a ella!

Analiza los emails o llamadas que recibes y los que envías. ..qué palabras estás/están utilizando, ¿podrías decirlo de una forma diferente utilizando otras palabras que te ayuden a transmitir tu mensaje pero de una manera más amable? Haz la prueba unos días y cuéntame después.

La comunicación es una de las habilidades más importantes en el terreno profesional y ¡hay que cuidarla y trabajarla!. Te dejo algunos tips de comunicación que yo misma trato de poner en práctica:

  • Pensar antes de hablar o de escribir. Esto que parece lógico y de sentido común, es lo que más hay que practicar, recordando que lo que decimos tendrá efecto en los demás y en nosotros mismos y nuestra actitud.
  • Escuchar más. Es como más se aprende me dijeron una vez y ¡cuánta razón tenían! Aprender a escuchar y observar cómo se comunican los demás es una de las prácticas más recomendables para tomar conciencia del poder de las palabras.
  • Envía un mensaje positivo cada día. Puede ser a alguien de tu equipo, a un amigo, un proveedor con el que trabajes habitualmente. No cuesta nada, te sentirás y harás que se sientan mejor.
  • Colecciona frases bonitas. Hay cientos de frases que pueden ayudarte en un momento dado a expresar un estado, una opinión, un sentimiento.  Quien me conoce, sabe que soy muy de frases, de refranes…¡hasta tengo una carpeta con las que encuentro y me encanta conservarlas, escribirlas, leerlas..!

 

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone