1891 Views |  Like

Trucos para crear Working Outfits

Una buena imagen profesional es importante en cualquier trabajo. Y para conseguirla no es necesario tener ni muchas prendas en el armario, ni mucho dinero o tiempo libre. La mayoría de nosotr@s, working women, tenemos un presupuesto limitado y no compramos en grandes casas de lujo. Es más, generalmente tenemos que hacer malabarismos con nuestro tiempo para compaginar nuestra vida profesional con la familiar. Al final y tras muchos años vistiendo para el trabajo, la experiencia me ha demostrado que con orden, planificación y siguiendo un sencillo sistema, como el que propongo a continuación es más que posible conseguir una imagen correcta para la oficina.  A ver qué te parece.

Como primer paso es importante dejar preparado el working outfit la noche antes. Las mañanas con las prisas no es el mejor momento para pensar qué ponerse. Revisa la agenda del día siguiente que será la que marque las prendas a elegir y la formalidad mayor o menor que tendrás que dar al working outfit.

Piensa siempre a la hora de planificar el estilismo como un conjunto, compuesto por 4 piezas:

1)     Una pieza clave a partir de la cual debes combinar el resto. Generalmente esta pieza te recomiendo que sea o un vestido, una falda, un pantalón. Para mí, este paso es el más importante y tiendo a hacer protagonista del look working una única pieza.

 2)     Una vez elegida esa primera pieza, elige una segunda pieza que le combine bien. Por ejemplo, en el caso de una falda, una camisa, una camiseta o un top (siempre en función de la jornada) .

 3)      Una vez  hemos creado un conjunto con una parte de abajo y de arriba, necesitamos una pieza adicional, una tercera pieza, que proporcione textura, color o un estampado diferente. Es el momento de añadir una blazer,  chaqueta, cardigan, cazadora o chaleco. 

4)      Aporta un toque final con los  accesorios –   Desde los zapatos que son imprescindibles pasando por cinturones, bolsos, carteras y por supuesto los relojes y piezas de joyería y/o bisutería. En este punto yo suelo jugar mucho con el equilibrio. Es decir, si por ejemplo opto por un bonito cinturón, soy más discreta en el resto de complementos…

Este es el proceso que yo sigo cada noche cuando preparo mis working outfits y lo quería compartir contigo. La práctica es la que hace maestros. Y este método es tan sencillo que verás cómo te salen múltiples combinaciones con las mismas piezas. Ya te recomendaba en este post que cuando veas algún conjunto que te encante, tomes nota de las piezas que lo componen (generalmente siguen estos 4 pasos) y procura crearlo con prendas que ya tengas en el armario. Estoy convencida que te sorprenderán los resultados. Eso sí, ¡cuéntamelo!

Un abrazo y buen fin de semana

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone